viernes, 18 de diciembre de 2009

Chanflón


Nunca fui de venir a estos lugares, flaca. Vos cobrás por esto, bueno, es tu laburo. No soy tu paciente, nunca creí en los psicólogos, sólo vengo a contarte algo.

Viste esos trapos que por lo general tenemos desperdigados por la cocina, bueno, siempre hube de sospechar que en el entramado del trapo, en la danza microscópica de los hilitos imperceptibles, hay siempre bazofia. Aunque pongas al lienzo en lavandina o en ese líquido que venden para limpiar, algo siempre ha de quedar. Y es que aunque tenga una colonia de bacterias en plena orgía, el trapo siempre tiene que parecer limpio. Ese es el punto.

Nuestros sueñitos son diáfanos, cristalinos y bien pulcra es nuestra pretensión higienista de soñar con ovejas bien peinadas, fantasías de purista mandioca, esa ambición de tener todo “punta en blanco”, hubiera dicho mi abuela. Sospeché siempre que esa autoinfligida ilusión provenía de la mugre que duerme por debajo de las uñas. Perdón, si, soy de jugar con analogías de pescuecito flaco, es una tendencia que tengo desde pendejo, paso a explicarme.

Es que cuando tu vida está apestada, viciada y el pollón no podés tirar por debajo de la alfombra de tu piel, buscás entonces algo más prosaico y chanflón, si, lo que a mano esté. Cualquier actividad vulgar: limpiar el piso, rasquetear el empapelado, baldear la vereda gastando colosales cantidades de agua potable que nunca podrá llenar las fauces de los sedientos de vida, y así. Llenar el cubo plástico de agua limpia en el lavadero de tu casa y a baldear el bochito, otra vez. Jugar a que somos limpios, estando tan sucios.

¿A qué voy, no? Bueno, es que todo este corso se circunscribe en que somos seres cada vez más solitarios, recluidos, emperrados, alienados, escupiéndole al mundo lo que sentimos en la punta de los dedos pero no lo que nos duele en la carne. Está buena tu función de dar oído, sin duda. Pero, por unos billetes, la gente se amontona en frente tuyo y desnuda sus neuronas: escucha que los escuchás, todo ese trance fenicio para volver a sus miserias cotidianas, para acumular tristezas en las vértebras y relatártelas en la siguiente sesión.
.
.
.
No te culpo, la mayoría de los mortales sobrevivimos a través de manotazos que no aportan en nada al género humano, apilándonos unos sobre otros, volviéndonos un pilón de naipes con dos gambas que cae frente a la primera bocanada de aire de la mañana. En la misma estamos, supongo. Eso quería contarte, flaca, en fin, ¿no querés hacer alguna acá antes de que llegue la recepcionista?

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Zafiro, Jano, Tierra

http://www.youtube.com/watch?v=s3zAZPgFt6Q

- Bueno, es que nunca pensé que así habría de fenecer. Jamás hubiera vislumbrado este zarpazo, similar al crujidito que hace un cascarudo al ser aplastado por un zapato de suela amarga. Algo intuía, si, algo rascaba en el cuello, algo hubo de decirme que habría de morir de alguna manera, que la palma siempre busca el bondi que lo acerque mejor. Hace calor, mierda que hace calor. Cuando habrá comenzado esta devoción a enterrar lo que uno debe olvidar, este rito cobarde, el mantra imprescindible, primero con palazos de tierra, después con bocanadas de tiempo; en fin, con la condena a la inmaterialidad, ahora llueve, si, el calor y la lluvia siempre cojen duro, que calor insoportable -

La mitad del amor, hasta el cogote enterrado, la tierra jugosa clavada en la cúspide del olvido conquistado. Gritándole al dios Jano en el oído crudo, bailando y garchando frente a espejos en rituales modernos, arrimándole lágrimas y gotas de sudor al altar improvisado de la deidad bifronte, de piso de alfombra y shampoo en sachet de 10 ml. Ahí va nuestra ofrenda, otra vez.

- Era un zafiro entre el barro mojado de la humanidad, una linda piedrita, azul, celeste, en esa tierra genética empastada. Le puse mis fichas, le puse, que mal me jugué este recreo y este polvo me está ahogando. Hace un rato que vagaba sin culpa, enroscándome entre las manos de ilusos y papas fritas, perdiendo el tiempo, ganando en nada. Me equivoqué, que pelotuda, me equivoqué. Era otra cosa este pendejo, un zafiro, si, pero de los berretas, esas alhajas profanas, esas que te joden la vida cuando se les despega la capita superficial. Y es que tanto me duele el pecho. Me querés enterrar en tu memoria, pero no vas a poder pendejo, incluso cuando te afeites vas a desearme, déspota del amor, iluso de sueños por perder -

Is that the only chemistry between us?

viernes, 20 de noviembre de 2009

Unoveinte

Azul -> http://www.youtube.com/watch?v=j2joJYPGG84

Siempre habrá historias que no ameritan el mínimo atisbo de evocación, aquellas tan miserables, que no recordamos siquiera el porque hubimos de olvidarlas. Hay lienzos que, por la mitad, se dejan.

Había jugado mejor, otras veces, a la sofocación. La mañana estaba fresca. - Por qué será que las mañanas de los domingos siempre son frescas– ,se preguntaba en silencio. Con el 132 en el iris, sentado en el cordón de la vereda, masticando un chicle que se asemejaba, con cada nueva rumiada, a una pequeña piedrita. Envolvió la golosina en un papel y al tacho la arrojó.
.
"My girl awaits for me in tender time"

Escaló los amplios escalones del carruaje, se arrastró por el piso de goma acanalada, siguiendo los filetes que se extienden hasta el fondo del pasillo, caminó a pasos vastos a través del pasadizo metálico, hasta el encuentro del suelo con la ventana trasera que corona al bondi y, como manantial de acero, fluye furibunda sobre el quinteto de butacas al fondo del vehículo.

El pendejo se desplomó sobre el asiento. Recordó la afrenta cometida, aún fresca, tibia, como el flujo y el sudor que había bebido hace un rato y que, ahora, arcadas le daba. La flaca ya era otra pintita en el lupanar de su existencia. Le bajó el volumen a la murga de su espanto y se aflojó el cinturón. Se arrancó la remera negra de vieja estampa y bajó sus lienzos. La piel se escurría por el asiento, goteando a chorritos de epitelio, migajas de betún, alquitrán humano, que caían enfilados por entre el óxido de la silla, haciéndose uno, volviéndose engrudo en el suelo berreta. Cerró los ojos, aún los tenía en su lugar, inspiró y sacó el aire por última vez: - “Cuando no importe, ya, eso que importaba. Cuando ya no importe” -.

jueves, 12 de noviembre de 2009

La mosca de la fruta y el vacío

Siempre lo fui -> http://www.youtube.com/watch?v=W70YiEVc69I


“Howard tenía los ojos abiertos y brillantes y alerta. Los pulmones y el corazón tal vez ya se hubieran detenido, pero los nervios ópticos seguían enviando mensajes a un cerebro que, como dicen los que entienden, no se apaga inmediatamente. De manera que, en el final, nos miramos fijamente a los ojos uno al otro” – Gore Vidal

Algo te molestaba, te perturbaba. Sentados, uno frente al otro, una mesa chingada de un bar. Hubo de enroscarse entonces algo en tu ojo, entre las pestañas, como intentando abrir el párpado. Acercaste la mano con delicadeza, siempre hacías todo de esa manera, arrimaste el índice y el pulgar a la persiana ocular. Con la punta de los dedos tomaste a la minúscula mosquita de la fruta que se abría paso al iris, macheteando con las patas, aleteando desvastada, abatida. Besó entonces, el bichito, la punta de tus uñas, implorando buenos jugos de manzanas maduras.

Me miraste y entonces dijiste: –¿Ves?, la vida es esto – creo, si. Creo que fue lo que dijiste.

Mordiste tu labio inferior, saliva densa rebosaba por la comisura, un estoico chorrito de baba me saludaba atento. Apretaste los dedos, revolviste las yemas un poco entre sí, convirtiendo al insecto en una masa blanda y negra, un filamento de oscura plastilina, transformando vida en vacío.
.
"A estos hombres tristes, por favor no dejen de amar"

Estaba yo ahí, pero ya no estaba. Pagué, saludé, me fui.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Esa Pulpa que resta, flotando en el ojo

http://www.youtube.com/watch?v=zpNx9rocnEI

Un espejo, en el fondo de la habitación. Nos miramos las manos, el pescuezo, le arrancamos de reojo una mirada al cristal, allí nos reconocemos. Somos, en estos tiempos, hombres, mujeres: los seres humanos; nosotros, los minúsculos vástagos ramificados del gran género “Homo”, los hermanitos violentos, (hoy) racionales y torpes de los chimpancés, los guachos que la supieron curtir bien y acapararon la pulpa del mundo, convirtiéndonos con el paso de la arena en los árbitros del fin del mundo, en el virus planetario por antonomasia. Sin embargo, hubo una vez hace no tanto tiempo, cuando fuimos otra cosa.

Fueron bastantes los trajes mutantes que supimos ser una vez: animalitos similares a unas ratas que movían el rabo entre los dinosaurios que daban su bocanada final, anfibios, primitivos peces, incluso organismos unicelulares, eslabones del largo itinerario que comenzó en el ancestro común de todo lo vivo en el planeta. Hay algo que compartimos aún, con todos estos personajes: nuestra enorme propensión a sobrevivir, ese ir y venir para arañar un buche que nos permita costear el pato de la supervivencia.

“Estás buscando un símbolo de paz.”

El correr más rápido, tener piedras con mejor filo, los AK47 bien purgados, los mejores bancos y los billetes más verdes, las condiciones para la supervivencia fueron mechando de careta con el paso del tiempo. Todo ha de mudarse de barrio, incluso nuestras jaulas. La existencia se va tecnificando, la vida, densificando; lo simple hace rato se bautizó en el rito del cachivache.

Un espejo que, de pronto, deja de exhumar nuestra imagen habitual. Olvidamos al TEG de la supervivencia y tomamos el fruto entre las manos. Nuestra mandíbula de rata se entierra en la naranja, el jugo cae, escurriéndose entre nuestras branquias inferiores, se agolpa en el pelaje amarronado y en almíbar se transforma. Escupimos la pulpa del mundo en el plato, la diseccionamos con bisturí y la aplastamos inclinando el pulgar, inflando el pecho, sonriendo de costado, asumiendo que tan sólo nosotros, los sórdidos hermanitos del mono, tuvimos la capacidad de haber cometido tal infamia.

viernes, 30 de octubre de 2009

Nunca tan hermosa, pendeja

Tan ´80! http://www.youtube.com/watch?v=9_fqxUfKZQc


Las mejores historias, suelen ser las que han de contarse hasta un cuarto antes de palmar. Habrá de ser debido a esa turrita agonía del no – final, aquel amargo instante en que ese enorme remolino orgiástico de lindas ganas se muda de pilchas, tira la percha al suelo y muta hacia un priapismo erguido, carente de toda ansia y hambre cárnica. Acá va una cortita, entonces.


-“La única desilusión, sería el no volver a verte”- , fue lo último que mordí esa vez, que terminó siendo la última de las veces. Y es que hube de aprender a callarme, sin apretar los labios, cuando ella cerró su persiana por debajo del mentón. Serruchando lo sobrante, aserrando, entonces, la rebarba en demasía que insuflaba, tan denso, el pecho. Pulverizando, convirtiendo en aserrín, los sueños de madera balsa de un iluso, cual papel picado, confeti de estreno para esparcir con los brazos y codos bien abiertos. Hinchase así la inercia de los besos, rebozando en el asco de un fluido universal que agusanaba el océano viril.

“La veo alejándose de mi”

Nunca tan hermosa, pendeja. Jamás. Por entre la luz que se colaba entre las tablillitas de la celosía, te ví, bailoteabas en puntas de pie. Cada uno baila con su destino y vos lo hacías tan bien, empapada de tu dulce desenfreno. Recordé que en esa ocasión la jugué de pívot, manoteé tu piel de rebote y fue un suave doble de sexo, sudor y poco más. Tu amorcito fue tan kitsch, pibita y, lo admito, tanto me habría de gustar.

viernes, 23 de octubre de 2009

Lilit - III / Hubo una vez, Eva

http://www.youtube.com/watch?v=sa9pSGneAFg

Se sentía un purrete, un pendejo mocoso lagrimeando a lo bruto. Estático e inmovible, atascado entre las sábanas de su lecho convertido en una sepultura improvisada. No sabía cómo olvidar a Lilit, al fin y al cabo ella había sido la única piel que había mordido. No le restaban energías para abrir la persiana de los ojos, no se permitía esbozar otro sentimiento. Dentro de unas horas habría de conocer a Eva, la pibita nueva, en la primera cita a ciegas de la historia universal y sólo masticaba los restos de la loba seminal.


Habrá sido bien jodido, de la costilla miserable de un tipo aún más sórdido, generar tal pedazo de hermosura. Tenía lo suyo, la mina del costillar, disfrutaba de una seducción innata. Una birra al costado del lago, suficientes anécdotas sin importancia, besos y sexo amateur. El pibe tomó envión, se mintió sin preludio: - “ya la olvidé” – y con una sonrisa, hubo de indicarse el nudo final de su martirio.

“Por ti, lo hice por ti ”

Eva leyó en los ojos del muchacho, su anhelo de olvido. Habría de enseñarle, entonces, el jueguito de la libación, ese rito pagano que consistía en derramar con ganas alguna bebida ardiente en honor de los dioses. Empezaron a verse todos los días, detrás de los verdes arbustos del parque paradisíaco. Con el tiempo, el pibe modificó su nombre por el de Adán, enterró a Lilit en su pecho y cambió el amor a medida por los talles regulares de sentimientos: S, M, L, XL, según la jornada; el recuerdo de Lilit, sólo habría de arrimarse, desde entonces, los días de lluvia. Vino luego la serpiente, la manzana, la caída, la existencia. Pero aquella, es otra historia.

Algunos textos extraviados, dicen que Lilit terminó su éxodo en el Mar Rojo, enchastrada, nadando entre semen humano y lujuria con demonios. Algunas otras líneas creen que el vecino artesano nunca estuvo mejor acompañado.

viernes, 16 de octubre de 2009

Lilit - II

http://www.youtube.com/watch?v=FRXpGwxC0Nk

- “Bien sabida era tu hambre seminal, Lilit, por eso habré de echarte de menos y por eso aprenderé a odiarte para no amarte jamás, ni siquiera a tu recuerdo. Guardaré en lo insondable de mi ensueño la ternura que te había reservado” – dijo el pibe.

- “Me aburrí de vos, no me guardes en ningún lado, pendejo” – ladró Li. Y se fue.

Un rato después, el pibe caía en la mortaja fría de que es bien jodido olvidarse de lo que te relegó de antemano. Entonces, comenzó a espiarla de lejos para habituarse a mirar lo que nunca volvería a morder. Así, los baños de Lilit se convirtieron en la predilección de su nueva adicción. Lavaba su pelo, ella, de la raíz a las puntas con la saliva de su sexo ocasional, desenredando de esa manera los nudos profundos de su pasado. Las gotas de agua desfilaban ordenadas desde la cumbre de su abdomen y se perdían en los ojos del nuevo onanista. La carne de la minita se mezclaba con los sudores de cirujas y demonios, con los flujos de nereidas y vírgenes con molares suaves.

"Soñé estar aqui y no recuerdo despertar... "

Siempre se extraña el placer, más aún cuando hubo de mudarse por decisión propia. El muchacho, sin la loba, se deshacía lentamente, es que la vida de voyeur extermina el ego, lo caga a mazazos en la clavícula. Se arrancó de un tirón una de sus costillas, el medio de intercambio de esos tiempos y subió las escaleras. Tocó la puerta de su vecino con dos golpes secos. Detrás del portón, en medio de un sollozo tibio, el pibe le imploró que le consiguiera una minita mas tranca, que era él un tipo serio y no podía seguir invirtiendo su piel en una vampiresa tan dulce. Que todavía la seguía amando.

De pronto, un ruido a cerrojo girando sobre sí mismo, una figura inabarcable, una voz frondosa, una respuesta: - “Tengo una flaquita en vista, si” - contestó el tipo inconmensurable, y empujando un sorbo de café negro hacia su faringe terminó su oración – “se llama Eva”.

viernes, 9 de octubre de 2009

Lilit - Primera parte

Lilit (Gloria)! -http://www.youtube.com/watch?v=Rj35iSMBYvM

“Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilit y en él encontrará descanso” - B.

Creados en el mismo barrio, esculpidos con la masilla aún fresca y húmeda, hubo de delinearse con firmeza y escalpelo de maestro cirujano un recipiente hermoso en el vientre de Lilit y la belleza infinita de sus proporciones áureas se hizo carne, fluído y cuerpo. Al pibe le otorgaron el falo, el poder erguido, la violencia en la piel, la autonomía del cazador, la santa ley del macho. El flaco aceptó sin chistar, lo que le tocó en la ruleta rusa de los dedos creadores, del azar.

“Well, now that we know each other a little bit better"

Allá iba el flaco, con sus brazos a los costados, escurriéndose la saliva burbujeante, tibia, por su labio inferior. Lilit amordazaba su mano izquierda, celosa, incluso, de las mariposas sublimes del paraíso. En cuanto hubo conocido al especial muchachito del mundo, la mina acumuló sus estampitas de borrega y las hizo arder al compás de las llamas tórridas de la fogata.

“Why dont you come over here, make me feel all right!”

Las locuras eran anfitrionas de las piernas de Lilit. Sus huesos envidiaban la plasticidad de su piel y su apetito era inconmensurable, de esas mujeres que no dudan en despedirse a la madrugada, entre los restos del amor, cuando los pedacitos se convierten en olvido y pesadilla. Cuando la guarra fagocitó al bobito, lo engulló sin masticar, como corresponde en todo festín de amor tempestuoso.

– ¿Me bajás a abrir?, me voy -.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Supe ser tu golem

- Huesos --> http://www.youtube.com/watch?v=ar5BKXg60ME

La nodriza sedienta, sabía un poco de todo. Conocía la antigua receta alquímica, esa que habría de convertir la tierra mojada, en existencia. Fue tan sólo amasar un rato lo inanimado, jugar a darle forma, unos hombros anchos y perfil atractivo sin olvidar introducir un papelito en la boca de su nuevo Golem, retacito de celulosa en el que habría de ser escrito alguno de sus más profundos deseos.

Dont you wanna feel my bones?

Hay que ver cómo se construyó ese romance, de barro y cuerda a triple hilado. Hubo de edificar, ella, todo lo que una vez imaginó. Todo lo que esa jodida vez creó, germinó y engordó con buen follaje. Los finales felices no suelen abundar y como la alfalfa que se deshace entre los premolares del caballo, que enjuaga y hace buches en la comisura que aún respira, así, la autora del monstruito terminó descuartizando a su fruto, empezando por el occipital.

Fueron felices, bastante. De esos amores que se cuentan al principio de las charlas, se envidian con frecuencia y suelen escupir fotitos en la ventana del msn. La vida es punga, che y se llevó sin pudor las ganas de la nena. El fango del muñeco se derrumbó sobre el suelo y su piel se coció hasta que la carne se separó de los huesos. La piba, con el bocho en otra aureola, lo miraba desde lejos, sazonando los jugos de un nuevo bribón.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Alea iacta est*

http://www.youtube.com/watch?v=vOu5uBfSIQo

Ha de hacer calor entre ella y el sofá, pero su cuerpo debe estar congelándose. Se arremanga tan escasa, en el silloncito apoyado frente a la pared de color rojo, huérfana de los demás muros blancos. El desabrigo es frecuente en las nenas de su estirpe. Me acerco, la acaricio: está fría. Rescato una toalla limpia del armario más cercano, la cubro con ella.

"Oh when you cross that line, that you know you cant erase"

- “Es más fácil ser abandonado que abandonar” – pensé, invocando un parágrafo anónimo, entre vaso, plato y pan de garrón. Es que es así, vaya pedazo de vulgata hubiera sido escrito por nuestros índices y pulgares apoyados, unos sobre los otros, en la suela de lo que fuera sido. De vez en cuando nos quedamos sin tinta, muchas veces por no cargar, deliberadamente, el cartucho.

"To tell I luv you lies"

Y es que éramos tan dóciles, en eso de dar hasta lo que no teníamos, la bailábamos tan aireado ni bien rayaba el sol. Pero la fiesta se acaba ni bien el telón se desploma sobre el suelo. Cuando la danza es una estepa sin horizonte es común poner la vida en bastardillas, como para resaltar un tanto el rito. Entonces, juego a ser letra cursiva: me acuesto con ella, la arrimo contra el respaldo, le robo un retacito de toalla azul. Esto es el epílogo, si, nunca tuve tanto frío.


*La suerte está echada

jueves, 17 de septiembre de 2009

Leila

http://www.youtube.com/watch?v=tPRob-IHX80

Uno yerra con frecuencia. El humano infla el pecho mandril en eso de doblarse el pie con las mismas gélidas piedras, una sátira particular a toda hora. Repetimos trances, casi mantras de melancolía, abriendo y cerrando los labios sin ganas, con la lengua muriendo en el paladar, incapaz de enroscarse en su análoga de la boca vecina.

“En mí nunca la encontrarás”

La había besado un par de veces ya, la pendejita lo supo enloquecer. Él hubiera buscado el cuerpo por debajo de su vestido, ni bien ella lo pidiera. Esperaba con hambre de gol, el bálsamo de su piel de canela. Ella era una mujer licenciosa, un tesoro del placer prohibido, de esos jardines infinitos sin rejas ni alambres que no pueden tocarse. Había sido su epifanía del goce, pero Leila fue también la sobremesa de su respiración seccionada en brevísimas bocanadas de polvo e ilusiones de dióxido de carbono.

“Él debe ser la música que nunca hiciste”

La historieta del juego antropomorfo se escribe con mayúsculas de sudor, lágrimas y fluidos pegajosos, no pudiendo ser sorteada, estampando contra el tapete, nuestra animalidad con chapa de titular. Los manchones nunca tardan en aparecer los días de lluvia, el lloriqueo del chaparrón se anota con regularidad para mojar la excomunión de los dedos. Fiel a esa consigna, cogieron con garúa de fondo. Leila lo olvidó ni bien salió el sol, a las 7.45 y un puñado de segundos. Él, aún, deja vacante el cachito de amor que le guardó por debajo de la cáscara del esternón.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Los cachorritos en gresca

http://www.youtube.com/watch?v=Nl2LTD_tu50

Dedicatoria: Al eunuco atento, paladín del periodismo vernáculo, que no sabe ya escribir con pluma de bolsillo sino con los dedos sucios. Y con el bocho no menos untado de mugre. Gracias birome barata, por tanto empeño en constituir a la juventud en significante del entumecimiento y la bazofia.

Con el aroma de años cortos, todavía en la piel, camina el pibe de veintipico por la calle. Habría subido de un tirón, expresan las lenguas que lo dicen conocer, a ciertos conformismos y letargos. Se elaboró una vida grisácea y limó los sueños para que encajaran en su vida de boxes de vértices en doble punta y ángulo recto. Tanto los serruchó, cuentan, que los transformó en quimeras y pesadillas, según el calor que marque el servicio meteorológico.

“But we're trash, you and me”

La nena que raspa las dos décadas, está buscando laburo por debajo del clasificados, ese pasquín miserable lleno de números y letras, que mancha tanto las manos y la subjetividad. Aún no aprendió que la palanca es la posta en nuestra fragua laboral, donde nos forjamos a mecha directa. La pendeja viene de un “primer trabajo” en la -"M"- amarilla, limpiando la grasa y envolviendo la misma en pan de hamburguesa. Está un poco cansada.

“We're the litter on the breeze”

Se cruzarán en un barcito-disco, uno de esos findes largos. Beberán hasta el hartazgo, cuestión de tragarse a sus cachorritas miserias, no está bueno ladrar sobre la realidad justo los días en que nos empeñamos en olvidarla. Quizás, en el bolso, ella guarde algún narcótico de su madre (recetado por el psiquiladri, la vieja no puede pegar los ojos luego del despido en masa noventesco) y lo mezclen con alguna golosina, porque así la vida parece que arde un poco menos. Probablemente curtirán con ganas en un telo de toallas roídas y en algún momento de su corta relación, se habrán de decir adiós.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Agite antes de consumir

http://www.youtube.com/watch?v=jSzgVKaVD8M

Bardeabas lindo, pendeja. Argucias bien fofas escupías, se notaba de legua cuando mentías. Convenía, siempre, seguirte el juego, eras la que gritaba el triunfo por encima del buche ácido. Ser tu amante apócrifo fue lo usual, chocarme con tu vida perdida debajo de tu lengua era simpático. El sexo era tu estribillo mas cantado y lo recitabas bastante bien.
.
"Y sin embargo mi mundo termina en ella"

Sobreviví a cuchara y filamento, mendigando las migajas de vos, un buen rato. Y me zarandeaste, morocha, no había fija en tu juego del espanto. Tu carne y la mía, un mare mágnum de epitelios, saliva y terminaciones nerviosas. Me agitaste con ganas, flaca, antes de derrocharme con un adiós en cuotas que nunca nos pagamos.
.
"El jean le apreta la fresa y ella es la reina"

Con un caño, tomado desde bien abajo. De un saque, un golpe seco en la planicie tan fría. El vidrio se corrió el velo y abrió su superficie en trocitos triangulares. Algo de sangre bailó entre tus dedos y los pedazos de cristal. Un denso acordeón de fluido cálido escurría, violado por la gravedad. Duraste poco en el baile. Tu ley, la del cemento portland y la falo´ barata te madrugó taciturna, el despilfarro del credo de tu dios en zapatillas.

jueves, 27 de agosto de 2009

Bienvenidos al Reviente

-> http://www.youtube.com/watch?v=oYls1olCV1U

“Van a terminar todos reventando de confort” – Graffiti - Mayo´68

Un Sonido de flauta aguda, de notas bien altas, se escucha a lo lejos. El afilador, un viejo de años llevados con orgullo, de tiempos de abuelos que trabajaban porque tenían que hacerlo, chupados de pretensiones de progreso material, tan sólo lo justo y necesario alcanzaba a llenar las palmas de granos de arroz y sueños de hijito universitario.

"Con sólo unas palabras, un caso puede resolver"

Siempre me atrajo la vida simple. Esa que, quizás, no viva jamás. Cada paso que damos, como personitas, como sociedad, parece alejarnos más de esa pretensión cristalina. La glorificación de lo simple, compañera asidua de toda conversación cotidiana, hace mecha en el día a día. Cuando todos buscamos el árbol, pero sólo llegamos a rascar la madera en escritorios y escarbadientes, el disparate contemporáneo brilla con el pecho inflado.

- Somos los giles cómodos, más incómodos de la historia - pienso en silencio. La promesa del confort te la cobran en cuotas bien jugosas de consumo orgásmico, profesiones mínimas, amores descartables en tetrabrik. Y así yiramos, presos de las imágenes y horizontes plásticos de nuestro tiempo, trepando el bondi de los babuinos con corbata.

Antes de cruzar el cemento, lo cruzo a don Afila. Algunos vecinos conocidos lo convidan al viejo con tazas de café con leche y facturas de panadería. Se lo ve bien al tipo, vivió su tiempo a su regla. Supongo que el mambo de la propia carne es fruto de haber abierto la perra caja de Pandora de lo que muchos tragan con el desayuno, de poner la inercia a contraluz y contarle las costillas al vacío.

“El hombre suburbano, sigue su rutina, sin darse cuenta que su vida terminará”

viernes, 21 de agosto de 2009

Orbe

!--> http://www.youtube.com/watch?v=mdfFFH4jH5Q

El grajo te mordisquea el intestino. La sinceridad te apunta a la sospecha, la desgaja lentamente, le dicta al oído el himno de contraluz. Es que las vacaciones de la angustia se acortaron y la cruzaste a la guachita en el zaguán de casa. Sus valijas desperdigadas por el cordón del asfalto, el equipaje que habías deseado no volver a ver, la aflicción en primera fila.

“I know your deepest, secret fear”

Es que ser parte de la población económicamente activa, no es sopa de gallina. Laburar el tercio del día para llenar las tripitas de algo, encamarse bastante y morir de a ratos. Eso de andar convirtiéndonos en responsables, casi sin darnos cuenta, es un cross a la mandíbula. El sosiego de la angustia, en versión larga vida.

Pero dicen que todo es más simple, si. La adolescencia colectiva, entonces. - “Quien quiere ser adulto en un mundo de pendejos”-, balbuceás, con el rostro apoyado en la explanada de la cintura de la nena de paso. Jugar a la masturbación en masa, vía TV o Interné, el fetichismo de la merca, las redes sociales y el redoblante en la jeta de lo que no somos.

“I'm a spy in the house of love”

Buscar, entonces, acaparar un instante de lo que fuiste, robar una molécula de lo que vas a enjuagar, beber de allí como de una cantimplora en el desierto del ser, sobrevivir al orbe y a la angustia peregrina que moja la cama de gusto. Esto de ser un espía de la existencia, a tiempo completo, te deja sin lupa.

jueves, 13 de agosto de 2009

Te quiero (tan) bohemia

Rock!--> http://www.youtube.com/watch?v=BG-FmGtj7wM

Vuelve escondida en el suspiro, entre los dientes afilados de una tarde sin sol. Es que durante los días grisáceos en los que, famélicos de amor, escarbamos las huestes de lo que pinta, es frecuente jugar a las escondidas con las pretensiones de coyuntura.

En su rostro de doncella, estampado el membrete del dolor que curtió hace unos meses. De mutuo acuerdo, nos volcamos en el intervalo de la cresta orgásmica, durante el ayuno de los dioses sin alas ni plumas. La indigestión del sexo, su falda por empacho, el beso más hermoso del placer carnal. El exceso supremo, superlativo, el gasto innecesario del volcán de fluidos que se vuelven magma en la crujía.

“So what do you do?”

Y levantate del descanso, maleante de colchón a plaza y media, el hampa te espera con los brazos abiertos. - “Cepillate de afuera hacia dentro, nene” – me decía desde la cama. Y vestite lindo, holgazán de sueños largos y realidades a medio cartucho, que cuando el sexo acaba, no hay nada que decir, sólo mirarse y percibir. El decurso de tus años te arremanga el antebrazo con insistencia, esta vida de jugo ácido y parvedad existencial que vive mordiendo el cenit, infesta las sábanas mojadas y las patea al lavarropas.

jueves, 6 de agosto de 2009

Desdémona y el crepúsculo

Oh, Janis --> http://www.youtube.com/watch?v=klhK_4evO5c&

“Decid que fui tan insensato como el indio que arroja al lodo una piedra preciosa que vale más que toda su tribu. Decid que mis ojos, que antes no lloraban nunca, han destilado luego largo caudal de lágrimas, como destilan su balsámico jugo los árboles de Arabia.” - Shakespeare

Y vamos arribando donde teníamos que poner las gambas largas, otorgando arrumacos a quien corresponda. Encuadernando los episodios de la vivencia en hojas oficio, con la fe de erratas en primer plano, maquillando con enmiendas lo que una vez supo mostrar las plumas blancas, la memoria con curitas que vuelve a joder la sopa.
.
“And when she gets lonely, she´s thinking bout her man”

Hubo una punga vez, unas cosechas atrás, cuando la princesita subió el monte del ocaso, para debatir nuestra posteridad con el cuervo del amor. Y como nuestro estómago, que a veces se morfa a sí mismo, generando una acidez garrafal, también nuestra piel comete el mismo error caníbal: nos arrodillamos frente a pibas fáciles de ojos tristes, flequillos totémicos, damos en sacrificio nuestra perenne emocional por un puñadito de carne fresca y sueños de papel picado.
.
“Yeah, those red-hot flames try to push old love aside”

Pero la cuarentena, siempre, se hunde antes de manotear y cuando la tiara baja de la montaña, te saca la ficha de manera bien escueta. Descubre en el iris de tus ojos, a la ternerita de oro de ocasión y destruye de un plumazo lo que debía quebrarse. Te recomienda un té de hierbas y vas habituando tu paladar al precio de la piel sin abrazo. La princesa, mediante flaco telegrama, anuncia la retirada desde su ph en Villa Crespo y corta sin ganas por lo grueso, porque lo fino gusta de competencia.

jueves, 30 de julio de 2009

El mambo de la adición con suma cero

Libre--> http://www.youtube.com/watch?v=6tuPBrSl9Nw

La línea a foja cero, siempre es tan delgada, que no la vemos debajo de la zapatilla. La noche, a veces, es larga y sin estrellas. El desarrollo de la historia es implacable y la nuestra se baña en nafta diesel. El aplauso sin ahogo, del rivotril barato, la fantochada del alférez del susto cortado.

“I'm free, to be whatever I”

Oír el himno de la media naranja, hecha jugo. Ese instante de bardo oblicuo, ese soplo ácido que sucede de a ratitos, la metamorfosis sin aviso del cambio de piel, de mujer y lentes a nena y sueños, delay de percheros de caoba rebosantes de trapos azules y negros de laburo. Hasta que casillero vas a manguear espectros, bella durmiente con despertador de celular.

“Get a grip on yourself”

Quien irá a desenredarte de las sábanas de la cama que desarmaste con tanto apetito. Me guardo un poco de vos, si. Sólo resta hacer lugar, en el cajón del ser, amontonando despojos contra el vértice derecho, picándole lugar a lo que viene.

“But now it´s all gone, and you know it's no fun”

Ese impulso a guardarte algo de cada muchachita: un primer beso, la despedida de una princesa; la venia materna de la pibita; los anteojos de la jovata; el vestido por las rodillas en el parque y la última curtida que supiste jugar en casa ajena. No hay adición en este mambo, se restan los retazos, se muerden entre sí, juntan polvo y sólo hacen más denso al cajón.

jueves, 23 de julio de 2009

La calesita del equinoccio

So this is--> http://www.youtube.com/watch?v=HYWq52tWCL4

“Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros.” – J.P. Sartre

Está bastante frío, este invierno de pantalones largos. La humedad juega a patear el cauce de la nariz, rasga la acequia del olfato, escarcha el magma de las historias sin nacer. La nieve juega a las escondidas, no gusta de mostrar el hocico.

Envueltos en el panegírico del fresquito polar, es confuso guerrear con el escollo de las mujercitas a estrenar. Es que verdad que estamos en liquidación, que engatusar a un hombre es tan simple, arte de pinceladas escuetas: mirada intensa, acercamiento, lengua, sábana; el equinoccio del amor autárquico. Beber del oasis del cariño temporario, ahogarse en suntuosidades carnales y creer en la perpetuidad de algo que nació sólo para un recreo de boxes.

“You are hardcore, you make me hard”

El yugo de lo que no es real, pero lo damos por sentado en cada jornada, en el bondi, en la cama sin hacer. Esa transa de besos secos que se materializa en las consecuencias de un acertijo sin solución.

“You can't be a spectator. Oh no.”

El frío te agita, la ausencia de la piel de seda, que jamás arrulló tus sueños, se pone la campera. La nena manotea la sortija. Baja de un saltito la calesita de tus manos y le pone el gancho final, debajo de la hoja, al relato que nunca debió ser.

jueves, 16 de julio de 2009

Samsara

Can sing --> http://www.youtube.com/watch?v=VOgfRFvkrZQ&

“¿Cómo sería posible que una niña tan hermosa y tan querida y tan sosegada, que ha despreciado los más ventajosos casamientos de la ciudad, hubiera abandonado la casa de su padre , atropellando mis canas y su honra y siendo ludibrio universal para ir a entregarse a un asqueroso monstruo como tú, afrenta del linaje humano (…)” – Shakespeare

El prolapso del sueño. Morder el desastre, el fractal del santo día en cuclillas, rezándole oraciones envueltas en infamias, escurriéndose las hormonitas, bien sucias, entre las manos de la muchachita que sostiene el símbolo con poca presión, entre las palmas cortadas.

“You tell me that you've got everything you want”

Y como te digo, que le puse tu nombre a mis pesadillas. Las quimeras cambian de nombre y las mujeres de perfume, si. Con el bocho entre la ducha y la bañera, rememorando ese mantra con polvo, el de jugar tanto a quererse, repitiendo los “Tea-mo” como bisílaba salvaje recitada. Ahogar, hoy, el samsara en noches fugaces, morder entonces la piel de cenicientas de zapatería.

“When your bird is broken will it bring you down”

Y ella, la bailarina de esta noche, la pibita 10 del barrio vecino, con su vestido de poca seda y algodón, se guarda la mano debajo del ropaje y la estira hacia el rincón que elegiste para bancar la jornada. La nena canalla, junta el papel picado de la festichola de ayer y lo guarda en tu bolsillo del jean, no vaya a ser que ese vacío cómplice, te arremangue la camisa y afloje el pantalón.

miércoles, 8 de julio de 2009

El espanto está de estreno

Y bien pulido ->http://www.youtube.com/watch?v=MEx6Dy-QKwQ

“El mundo no es humano por el simple hecho de estar hecho por humanos, y no se vuelve humano por el simple hecho de que la voz humana resuene en él, sino sólo cuando se ha convertido en objeto del discurso” - H. Arendt

Seguramente, el mundo hace rato dejó de serlo. En la danza discursiva de cada santo día, hay una golfa que se viene tragando todas las letras, convirtiéndose en la nueva reina de la dominación cognitiva, la H1N1, el golazo de los fachos: la subordinación sanitaria.

“Como tanta otra tristeza , a la que te acostumbrás”

Entonces, escupir el susto y decir conjuros de pocas letras, porque nos mendigan los párrafos que tuvimos una vez. Sacudir bastante el bocho, hojear lo que sucede con desconfianza (sin rozarse los ojos con las manos). Ensayar nuevas astucias: el tocarse en tiempos de epidemia de miedo puede ser revolucionario. Cuando el desconcierto juega de titular y los clarines - naciones proclaman que no es conveniente socializar, nos convertimos en soledades esquizofrénicas, venerando al Tamiflú.

“Y hay algo en vos que está empezando a asustarte”

Cuanta humanidad que perdemos, todos los días, en las rodillas de esta realidad: pensamos dos veces antes de dar la mano, los besos en las mejillas fueron proscriptos, casi, por vía legal y los de lengua son equiparados a una relación sexual sin profiláctico. Barbijos, mentiras y gel de alcohol, engañapichangas bien peinados: la salud militar que se mira al espejo y comienza a sonreir de costado.

“Hay muchos marines de los mandarines,que cuidan por vos las puertas del nuevo cielo”

miércoles, 1 de julio de 2009

La sucesión de Fibonacci

Algunos podrían, decir ---> http://www.youtube.com/watch?v=4fLR3FRaFsQ


La nada misma. Una mujer. Un hombre. Amor barroco de dos personas. Los terceros en discordia que tocan siempre la persiana sin despertar a las hormigas. Cinco veces decir que no, antes de tragarse los molares sin tiza.

“Some might say, we will find a brighter day”

La comodidad por exceso, esa miseria antropomórfica, la promesa que ya nadie exige, la cabeza despeinada, las zapatillas sin cordones; la muerte se nos disfraza de confort. El aire acondicionado que te mima sin pullover y cultiva bichitos en caldo espeso, justo estas tardes frías, en las que la emergencia sanitaria juega a hacerse hombre. Curtir, entonces, la austeridad de cariño, usar bolsas de cartón reciclado y no las de plástico, chamuyar víveres que muchos no pueden morder.

“The sink is full of fishes, she got dirty dishes on the brain.”

Sorteamos el miedo sanitario-social y subimos por la escalerita en espiral. Nos arrimamos a la verde terraza de tu espacio, dejamos el último escalón sin patear. Una es la cabeza y uno el cuello. Los brazos son dos y en tres se dividen: brazo, antebrazo y mano, desembocando, cada palma, en cinco dedos. Pero hoy los pulgares están en estado de anarquía, han migrado a otro cielo: son ocho los fantasmas del harén y pocos los compases que restan de este rock en sol menor, que te suena en el i-pod. Y , detrás de la seda de tu adios, el número de oro que la juega de ángel, dando arcadas con la campera sin abrir.

jueves, 25 de junio de 2009

Circe

http://www.youtube.com/watch?v=j_GYlBjxK8o&


Circe maquilla sus ojos delante del espejo. Los viejos lobos le habían arrimado lo último en artimañas fastuosas en formato pdf y gráficos de barras bastante coloridos. La diosa pagana se bajaba la pollera a saltitos, antes de entrar a nuestro ring de la supervivencia profana y política partidaria.

“Un nuevo juego ligué”

Bajó desde la nube de un solo salto. La diva estaba para desnucar. Invitó a los filisteos más cercanos y los intimidó con ofrendas de rejas más altas e inseguridad cero, de microondas para quemar los sesos de los impuros y, muchas, remeras de la última película del Che. Divinizó la baja de impuestos y mostró de costado el corpiño rojo de CaroCuore, para la monada.

“Y luego, no quiero que vuelvas a ser nunca más, como eras antes, no!”

Así caminaba Circe, por las calles electorales. Transformando a los flojitos en animales: cerdos, lobos, venados, según le pintara las uñas. Los cosacos amigos del conurbano le vieron polenta de campeona y se jugaron los ojos a su buen desempeño.

“Hoy todos somos gente del pasado”

Dicen que Circe cerró el pecho antes del comicio, que la sirena del sueño se acercó a su oreja y le entonó profecías y recuerdos en re menor séptima. Cuentan que Circe elevó un conjuro vedado, que entonces de su espalda surgieron plumas y cartílagos, y antes de salir aleteando, maldijo a todos los hombres y nenas del universo: “Serán siempre animalitos jugando a vestirse en dos patas”.

jueves, 18 de junio de 2009

Un adiós para la piba de lana

Tu canción --> http://www.youtube.com/watch?v=5SNzqDx8N7s

En la historieta de uno mismo, nos acostumbramos a colisionar a menudo con personitas de todo calibre y color. Cada tanto, caemos en la trampa de vomitar nuestra soledad en las manos de alguien que sólo estaba de paso por la esquina de nuestra boca, que gustaba de esperar sentada el 132 sobre nuestro cuello antes de arrimarse al bondi de otro sueño.

“When I call you up, your line's engaged”

Era linda, la piba de lana. Una maestra del absurdo simpson-maníaco y de los acordes británicos. Veníamos rodando, de fábulas confusas, amores fantasmas y relaciones añejas. Hastiado del cariño amateur y sexo de B metropolitana, le jugué unas monedas a sus labios la última tarde de sol, tocándonos por Ambrosetti. Al pasar los días, se nos complicó querernos, bancar la apuesta a su lanita fue como arrancarse un padrastro lentamente.

“I won't want to stay, I don't have much to say”

En un abrir y cerrar de pestañas, el amor se nos hizo líquido a ritmo vertiginoso, se desangró en ríos de metadona y corticoides económicos de farmacia Mr Ahorro; el viento en su flequillito a estrenar la acomodó cerca de otras gambas, su piel se deshilachó con buen apetito en una cama piola.

“If you won't see me, you won't see me”

Este es un adiós por última vez, sin cursilerías, te lo junto de los retazos de despedidas que te dibujé sin querer soltarte. Juntar, entonces, los cartones que sobran, la noche más larga del año se avecina y la vida se disfraza de momia, se nos hace farsa una vez más.

miércoles, 10 de junio de 2009

Plastilina Portland

Beatle!--> http://www.youtube.com/watch?v=ppLHbjBj4pc

Abrís la bolsa. El invierno llegó con nuevos trucos y hay que cuidar las hojas que nos restan. Desparramás el cemento y la cal en el piso, con arena le condimentás las puntas. Agua a gusto. Escupís los retazos de recuerdo en la mezcla. Metés la pala y los dedos, la sacudís bastante, esparcís la mezcolanza, vuelta y vuelta.

“Pero no es mi único amor”

Levantás tu pared de esperanzas tuertas, revoque grueso y ladrillos de ocasión. El round del día te suena el timbre y el ensueño se morfa el banquito, a la cancha otra vez. El largo aprendizaje del dedicarle los temas lentos a otra personita, de tocar la viola a medianoche y arañar el cascote de tu pared recién estrenada, con la mandíbula fija en el acorde.

“Soy libre y vos también”

Y así andamos, detrás de nuestras murallas, solidificando muros frente a la realidad. La claustrofobia nos sonríe de costado, nos balbucea que el sacro poder romano no impidió su caída en manos de los Bárbaros y que nuestro muro de plastilina no va a soportar siquiera la primera estaqueada femenina. Y la emboca. La nueva nena mete la uña en la arcilla, rasga con su aroma el pantano y firma a puño y letra: “No hay reina sin sumisión ni princesa sin balcón, rockerito”.

martes, 2 de junio de 2009

Fantasmagoría, con la nariz congelada

Click--> http://www.youtube.com/watch?v=WUm8JbQDG9E

Mordemos la manzana, todas las mañanas. Le bajamos los pantalones cortos al ensueño, lavamos los dientes de nuestras miserias y las paseamos sin pudor. Nos vamos al mazo de gusto, con el comodín en pantuflas.
.
“Tell me there's a logic out there.”

Son estos días de lagañas y doble abrigo, de bufandas que tapan la sonrisa y guantes que mienten los gestos. El fuego juega de local, se erige como el tótem de arcilla más venerado, fruto de la guerra cósmica entre el cielo y la tierra. El hombre que se mofa del frío y celebra orgías en pos de la construcción de la cultura gracias al fuego: saltearse el alimento crudo, salarlo y tragarlo bien cocido, con salsa roja.

“Tell me there's some hope for me”

Apagar la hornalla. Bajar los párpados un rato, la humanidad es un exceso. Nuestra vida, esa curva descendente post-orgasmo sin abrazo, se monta a la banquina con los dientes. Rememorar el día que dejamos el pelaje en la percha, la curtimos de bípedos, cuando aprendimos a cortarlo todo por la mitad, a palabra y cuchillo. Hace rato que Goethe me persigue, no deja de repetir en mis sesos: “Todo lo que existe, merece perecer”.

jueves, 21 de mayo de 2009

Once

http://www.youtube.com/watch?v=aReledyvn_s

El Once, ese monstruito, el bastardo de Almagro y Balvanera, fruto de una noche sin orgasmos. Una sopa de nacionalidades, con fideos cabello de ángel. Ese barrio que no es barrio, ese no lugar que se erigió sin pedirle permiso a nadie, ese cachito autárquico que se morfó incluso el nombre de una estación de subte.

“Estoy cansado, pero igual, no tengo a donde ir”

Ella era pasajera en esa tierra, dormía en una madriguera de estudiante burguesa entre gentecita que arañaba el fin de mes. La piba del Once se amontonaba entre edificios grises que vomitaban cemento a sus pies y cotillones de terror, con sus caretas de goma, la felicidad hecha plástico: matracas, silbatos, basura, mucha basura. Los retazos de tela en el piso, los negocios de todo chasco. Las heridas suturadas con doble hilo, que se abrían después de las 7 pm.

“Un angel me vino a buscar, pero igual no lo quiero seguir”

Nos conocimos en una mano, la bancamos sin irnos al mazo, jugamos de guapos, con el pelo despeinado. Quemamos, muy rápido, los naipes. La última vez que nos masticamos, miramos por la ventana cuadrada, con la persiana a medio cerrar. Los cartoneros sobrevivían sobre Lavalle a manotazos de bolsas de cartón. Intercambiamos promesas y le dijimos adiós a nuestra relación de papel picado. Los pedacitos de colores caían sobre el piso, se empapaban con la humedad de la noche, eran pisoteados con desinterés, violados por el hormigón del Once.

jueves, 14 de mayo de 2009

La génesis del animal sin puntería

http://www.youtube.com/watch?v=0ZqQma5FPk8&

Profetas de la creencia más pagana. La liturgia profana, el culto a la transpiración robada al organismo.

Te mirás los pies, que andás haciendo en dos patas, animalito. Como era esto de mover este pedacito de carne, lengua que le dicen y enhebrar significantes efímeros en la noche de luces robadas la luna. Jugando a no ser animal, cubriendo el cuerpo con algodón procesado y un jean Levi´s.

“Hubo tierra, agua, sangre, flores, todo eso y también tiempo.”

Las hembras siempre han jugado mejor a los dardos que los machos. Nunca mechamos conciencia de que estamos en el campo de batalla del amor, sólo nos percatamos cuando somos flan contra el ladrillo, sí, las minas saben apuntar mejor. Una fiestita miserable, una mujer en el fondo, dardos a mi pantalón, “cómo te llamás”, más dardos, nihilismo, verdades a medias, “vamos arriba”, dardos, colchón en el piso para no bardear, plaf: la existencia, que se hace agua en un rato de amor.

Hombre sin alas, que bajás por la escalera. No tenés lugar para desayunar el día, entre tanto plato sucio y vasos manchados con lapiz labial. Esperás tu diluvio universal pero no hay ni garúa para el bondi. Se escuchan desde la cocina, los gritos de Prometeo que, encadenado, aún paga el precio de habernos regalado el fuego con el que incineramos, todas las mañanas, nuestros sueños de papel reciclado.

“Claramente digo que este fue el mundo el hombre
y se contaron, todas estas cosas”

miércoles, 6 de mayo de 2009

Carpintero

http://www.youtube.com/watch?v=yb0cO3ljTVM

Te habías empalmado una vida agradable. Unas cintas por acá, unos cordeles por allá.

“Una eternidad, esperé este instante”

Levantando del piso los retacitos de la piba, unos segmentos de ella desperdigados por Lanús, una que otra pieza por el Microcentro, unos cachos por el barrio. Jugando a ser el carpintero de mujeres, otra vez, arreglando nenas que otros rompieron. Eras el que cerraba la persiana sin hacer ruido, el que la abrazaba cuando se agitaba entre sueños, el que la peinaba, despeinándola, cuando el viento le sacudía el pelo.

“Come de mí, come de mi carne, entre caníbales”

Y la transa yiró el rumbo en una maniobra, de tanto que eras potrillo, te domaron sin señuelo. La vida es así, te morfa con doble miga y tomate en cuadraditos. Rifaron tu banquete de tu luz, al calor del otoño, la flexibilización laboral que te toca la puerta – “Sí, adelante, que necesitás” -. El telegrama de despido hecho mujer: te mirás debajo de los talones y ahí estaba, siempre allí estuvo, tu fecha de vencimiento.

“Tomate el tiempo en desmenuzarme”

A la cuenta de tres, tu ángel talibán se inmola dentro tu pecho, en pos de su Dios del Amor. Grita antes de dar el batacazo: - “chau, xajito”- y deja de existir. Reventás en el aire, porque entre caníbales sólo nos sobran los cuchillos.

martes, 28 de abril de 2009

Amapola ó el desenfreno del ángel

Para vos --> http://www.youtube.com/watch?v=c5iIx7hxkNI
.
Se pinta los ojos antes de irse, con atención divina. Se observa en el corto reflejo que despierta la ventana.

"Ya sufriste cosas mejores que estas"

Es que la nena se aflojó el cinturón esa noche, su ángel de la guarda le había prometido las mejores nubes, las más altas, las que sólo se miman con la punta de los dedos. El alado le desabrochó el primer botón de la camisita de tul, la miró a los ojos y le escupió que nunca había estado tan cerca de sacarse las alas. La piba, aparentemente, sonrío sin ganas, aunque yo no estoy tan seguro.

“ Y aquí ¡Gracias a dios! , uno no cree en lo que oye”

Y el segundo botón que ya no estaba en la prenda, las alas en la mesa. Los demás botones se arrancaron de un saque; la empujó al catre, hacía tiempo que no se subía la túnica, largo rato sin morder el manjar de los dioses paganos, el de carne y sangre. Los demás angelitos, mirones, entrometidos, voyeurs de buen palo, se enjuagaron la boca desde la ventana: todos le tenían ganas a la pendeja.

“Tu secreto es: -La suerte del principiante , no puede fallar.-“

Se llamaba Amapola, como la flor. Hacía tiempo que había dejado de creer en los arcángeles de una sola noche y en las promesas de doble queso. La historia, que encadena los sucesos de manera inconsolable, la arrastró a mi cama, una tardecita de Marzo. Entre carne y aroma a encierro, me dijo, como al pasar: - “El problema de los ángeles, es que quieren vivir para siempre” - .

viernes, 17 de abril de 2009

Algunos pibitos buenos

Y pocas mujercitas, solas --> http://www.youtube.com/watch?v=Fma95feKx4s

Asi que la náusea era esto: las sábanas sucias y esta mina al lado tuyo que ni sabe deletrear bien tu nombre. Las luces casi verdes de ese lugar mequetrefe, de piso frío como el hielo, con ducha escocesa, con amores en muerte lenta.

“En el fondo de mi casa, tengo un árbol de la vida:
regaré con saliva las raíces escondidas”

Son días terribles, de esos en los que los fantasmas más preciosos cumplen años y no te invitan a la fiesta. Uno juega a olvidar, a no gritar su nombre, a no remitir al significante. Pero las letras se conjugan, se frotan entre sí, se vuelven a empapar los ojos. Ella es como una sombra, un eclipse de luna que va avanzando, tomando toda la superficie, que complota con las miserias diarias mojándose los labios en esta vida de escombros. Se convirtió en la voz más hermosa, que se pierde en el hipotálamo del pasado.

“En el fondo estamos solos, en un desierto de gente,
pero hay que ser muy valiente, apretar los dientes a la soledad”

Una que te pide que borres toda su intersección con tu vida, hasta el más misero mail, la otra que se baja del auto en movimiento y, de postre, leer los poemas de amor de una ninfa en regresión. Etapa bien jodida, de las mujeres sin sustento y la suerte enjaulada con doble candado. De los masajes sin manos, de la tristeza en semicorchea.

Hay algunos hombres buenos y pocas mujeres solas.”

Y morir en esa hembra, de esas mujeres que se cansan rápido de las líneas, que abren el libro, se abanican con las hojas, como un dominó efímero de letras. Se detienen en la última carilla y la leen de arriba abajo, hasta el numerito de debajo de la hoja. Ya está, que pase el que sigue: -“Cuidate, ¿querés?” – me dice entre el jugo de la mañana. Como le digo, que ya no me cuido nada, porque hace rato morí del todo.

miércoles, 8 de abril de 2009

(No) Te quiero acá

Quizás un poco -- >http://www.youtube.com/watch?v=-5ipIJNZxpg&feature=related

Un Trombo. Raja, corta, mete el cuchillo, rasca el filo. Llora en silencio, un trombo.

La sangre fluye, de a chorritos. Líquido plasmático que se pide el miércoles, para tomarse el finde de 5 sandías santas. Cruzás los dedos: pensar en otra cosa, sí. Porque en algún momento, va a cicatrizar. Ella es el recuerdo más hermoso, la guerra perdida en verde oliva. Y cuanto más linda recordás su nariz, más duele en el alma que te resta.

“Disfrutá tal vez mañana no estés más”

Baja, el coágulo desciende por la tráquea que pudiste besar, la soledad de un hombre que se mete en el bocho, cuando cae la tarde. Me fui de tantos lugares, sin darme cuenta que me estaba yendo, no pispear que el coágulo pedía pista, que lo había puesto de titular.

“Te gustaría tener mi guitarra, no me interesa tener tu sillón”

Y escribir, sólo recitar las verdades de hoy, como para no olvidarlas: que prostituirse con los amores más vagos puede cansar; que suelo cantar en inglés con poca sintaxis, balbuceo de rockerito con inglés de secundario; saber que los pasajes se caminan por el centro del empedrado; recordar que lo perdido no te llora y que los trombos se afilan, se abren paso y te agarran de la mano, cuando vas a cruzar la calle.

viernes, 3 de abril de 2009

Salando, el cuerpo entero

Salando --> http://www.youtube.com/watch?v=5f1N1urCQRo&feature=related

La avenida Callao, fotos ajadas, flores... pétalos que caen, bailan en el aire. No dejo de pensar que en esta zamba, se juega a ser una sociedad de nuevo. Y el tipo que se abalanza sobre el cajón y la vieja que le toca el culo al caballo del granadero…

“Y el premio a pique se fue, todos te daban por muerto”

- “Llegaste tarde, como siempre” – sí, lo hice. Poco que decir frente a la cintura de una mujer que ya se tomó el buque. Tus ojos pintados a lo Amy Winehouse, el flequillo que se te deshace por el viento que derrapa por Junín. Nos olvidamos cómo era eso de tocarnos de a poco, pasamos a los bifes, sin guarnición.

…. y el potrillo se encabrita, levanta el pecho, hunde la herradura izquierda en la memoria colectiva. Banderas perdidas en tu corazón, en el mío, en el de este pueblito desamparado hace legua, anémico de fábulas, chupado de ideas…

Creo que cada uno hace lo que puede y como puede, lo que muchas veces es muy poco. Me convierto en un experto en la topografía de tu cuerpo, tu jean queda tan bien encima de la mesa.

… un sarcófago en Recoleta, que cristaliza una ilusión perdida. El eclipse de sol de nuestra mediocridad y los pibes de Malvinas que piden, a los gritos, entrar en nuestra memoria…


“Tu lengua se derrite, en modas de la rabia de hoy”

Unos round de amor y la nena que te avisa que va a dar el portón contra la jeta, pero no hoy, aún no, que te quedes tranquilo, que tiene que abandonarte de a poco. Es que en tiempos de poco salario, hasta el olvido se paga en cuotas.

viernes, 27 de marzo de 2009

Dos veces y una más

Love me---> http://www.youtube.com/watch?v=3MbXcef8JQY&feature=related

La génesis de esta espuma se chupa los dedos con dulce de leche.

Y el día es como puede, se arrastra como debe hacerlo, de a cuatro patas: una primero, la otra después, a ritmo de disco rayado. Los besos mueren en las esquinas con mucha luz, el amanecer toma la antorcha con las garras, se pone de puntas de pie e ilumina lo que había sido vedado. El conocerse después de tocarse por demás, el rechazo de las 6 am.

“Forget the night!”


Tu pelo negro ahora es castaño, ya no brillan tus ojitos, adonde se fue la mujer que movió recién las placas tectónicas. No me veas la barba, muñeca, hace tiempo que me afeito sin ganas. Las relaciones nacen de a dos y terminan en doble cero, ¿cómo querés morir conmigo?

“One for tomorrow, one just for today”

Le suelto la mano frizada, remolca sus ilusiones perdidas al taxi, sabés que es una cara más para olvidar. Otra cruz en el remolino de círculos: tenés otra mujer atascada en la garganta, sus besos por detrás de la nuca quedaron soldados con amor fundido. La pensás en tu remolino, la revivís, la volvés a enterrar… nadie te extraña, rufián. Lo que no se come caliente, se enfría. Y si el frío se asoma al puré de calabaza, no hay tenedor que se banque el espesor.

jueves, 19 de marzo de 2009

Chiflados

Fiona --> http://www.youtube.com/watch?v=g2-u47cpegU

Locura (de loco): dícese de la privación del juicio o del uso de la razón.

Sube a los tumbos al bondi, masculla algo, mete bastantes monedas en la abertura superior de la maquinita. El 92 dobla en Mario Bravo y este leviatán, un tipo de dos metros de altura, se tambalea y desploma en el asiento contiguo a la ventana. Una campera verde, que perdió hace tiempo el color, un dedo vendado sin ganas, la mirada perdida en su pasado, bolsas de plástico llenas de nimiedades en sus manos. Se baja unas cuantas paradas después.

…”lo que se interpretó por convenciones sociales como locura fue la desviación de la norma (del latín vulgar delirare, de lira ire, que significaba originalmente en la agricultura "desviado del surco recto")”…

Se sube al 67, ahí nomás de Tribunales, siempre que tengo que viajar por ahí. Dicen que perdió todo donde no lo recuerda, que sigue vistiendo el traje que usó en su último día de cordura. Arrastra un olor insoportable en su piel demacrada, emana ahogo en la garganta. Verlo es recordar lo fácil que es convertirse en una piedra en el camino de la normalidad.

“So, what would an angel say? ,cause the devil wants to know.”

Se despierta siempre a la mañana, con el sol en la persiana, a veces un rato antes. Las sábanas, el poster de los Beatles, las paredes, sí, el mundo sigue ahí. Ritual de nuestra rutina con noticiero de la mañana: hora, temperatura y humedad. Un café y algo para masticar. Vestirse. Billetera, monedas, un libro y el mp3 para el viaje, llevar o no campera. Trabajar. Estudiar. Escribir en un blog. Acostumbrarse al amor seco y los psicotrópicos en oferta, arremolinarse en la insania colectiva. Vivir es una pasión inútil: se olvida que la olvidó, los charcos que se hacen río y lo llevan a la puerta de su casa, buscándola, cuando la perdió hace rato.

jueves, 12 de marzo de 2009

Garrapatas y pestañas

Away---> http://www.youtube.com/watch?v=FU6yzzESX8Y&feature=related

-“Pestañas. En el fondo del vaso, cómo habrán podido caer allí “- ya me habías dejado de escuchar. Adonde estabas, cuando dejaste de estar. – “Tengo que volver a casa, me esperan para cenar” – respiraste en mi pecho, un beso de frigorífico, dos palmaditas en el hombro, gas mostaza.

“As the day was dawning my plane flew away ,
with all the things caught in my mind”


La lluvia que se esconde por debajo de la alfombra, no quiere mostrar el pescuezo. El garche fácil, la muerte dulce, esa verdad entre dientes: no hay cielo sin nubes ni amor sin dagas por debajo de la manga. Una garrapata en el hombro, atornillada en la piel; aflojo los músculos, bajo la guardia, cierro los ojos, le ofrezco gelatina al bichito porque es lo único que me queda de tu espanto.

“Cos I need more time yes I need more time, just to make things right”

La vida que empieza a sacarse la piel en marzo. Sentate en el banco, muñeca, elongá las gambas. Mi perversión juega de local y está peleando el campeonato de tu olvido; juntá tus telas, subite al 132, quedate con el cambio.

“All we seem to know is how to show, the feelings that are wrong”

viernes, 6 de marzo de 2009

Pena

Just --> http://www.youtube.com/watch?v=bwpW9oH9taw

Nunca lo quisieron demasiado. O sí, pero sus progenitores estaban en otra película, eran dos pendejitos que habían curtido muy tiernos, no se habían cuidado con capuchón o pastillas porque en el colegio no enseñaban esas cosas y si lo hacían, bueno, nuestra falopa cultural permite que el riesgo se consuma junto con el alcohol bien barato. Se separaron ahí nomás de tener al pibito. “Padre jóven” tuvo que ponerse a changuear en lo que encontraba por debajo de las alfombras, “mamá jóven”, la misma sopa.

“You do it to yourself, you do, and that's what really hurts”

Una tarde, el nene creció. Se arremangó la remera y se vió en el espejo de su vida: su familia sólo había sido una abuela que lo cuidaba como podía, sus papás fantasmas hace tiempo que no le pasaban un mango para los útiles, hacían lo que podían, pero no alcanzaba. Sus amigos eran otros pifiados sin suerte kármica; como él, vivían en un conventillo miserable, lleno de historias a contrapelo.

Quería salir de ahí, pero había calles bien que no podía ni pisar, las miradas cortan como navajas; -“Esta vida no me da nada, por qué le voy a dar algo a la vida” – dijo pibito. Escuchó, por detrás de un matorral, que unos rufianes del barrio estaban buscando gilunes para jugar al western urbano: un chumbo en la cintura, la gorra bien para atrás, vivir el sueño del tuétano de la existencia. En este baile sólo curten los garcas, pibito: dos tiros en la espalda, en un tiroteo sin medialunas - "Bang bang, you´re dead" - .

“Is that you do it to yourself, just you and no one else”

Y sí, nuestra sociedad mamarracho transó que el Estado se subiera la pollera hasta el ombligo, vomitó la inclusión social y después de una resaca extralarge de consumo, pensó que las personitas que no tienen nada por qué vivir se iban a quedar viendo cómo los demás nos morfamos las pocas migas que hay en el piso. “Sacar, meter, sacar” - vivimos nuestras vidas rutinarias, sin sustento, bajamos la mirada frente a lo que no queremos ver. Hoy, las susanas y los coppola, garcas de calibre grueso, nos dicen que es culpa de los pibitos, que no se puede vivir así, que basta de derechos humanos y estupideces.

“Just you, you and no one else, you do it to yourself”

Despertemos de una vez, muchach@s, estemos bien despabilados, que se viene la hora de los zombies, las susanas y los fachos.

jueves, 26 de febrero de 2009

Esterilizar-te

Porque, la vida es un blues --->http://www.youtube.com/watch?v=V1xvx0UHa0A

-"Con las dos manos, nene. Sin miedo". Con los colmillos de la loba como cortahierros, abro con cuidado mi caja toráxica; suavemente, con la punta de los dedos, meto las tripas en el frasco, como es debido; hay que esterilizar el esternón.

"Hey baby, don`t throw your love on me so strong."

Ella, que quería ser la nena con canción, pero sin letra, la princesa instrumental. Los pochoclos que nunca terminamos, que dejamos morir en la mesa, nos tildan de anticuados. Spinetta en tu celular, nos cobra el peaje con aserrín. Cuarto menguante de corazón a doble galopar, muerte lenta de un sueño fugaz. Morder el oxígeno y degustar caricias salidas del horno; morir en helio y pasajes de avión, aborto de gritos de 5to round. Alimentarnos de las sábanas perdidas y las ilusiones envueltas en papel araña. No va más muñeco, no más, no más de ella, al menos por un rato.

"Yeah, your love is like a faucet, you can turn it off and on."

El café con leche que me cuenta de la trivilización de la existencia y la planificación detallada de nuestros vicios; las medialunas que me confiesan, entre dientes, que no quieren leerme más, que basta de palabras bajón, que prefieren leer a Coelho o el suplemento jóven de Clarín. "La vida no es una película, por muy real que sea la vida", me dice un librito que abro sin querer: sí, vivimos en una road movie con las ruedas pinchadas.

"Baby when you change your mind, you can search the whole world over for me"

viernes, 20 de febrero de 2009

Ponyland

Dig!-->http://www.youtube.com/watch?v=A4wc8Fq7bEU

Un mediodía british, lluvia en los espejos cercanos, rito líquido que ablanda con ácido sulfúrico las copas que pulimos con tanto escozor. Sin pisarnos, bailamos tanto para caernos con tan poco, eternos amateurs de este rock en semicorchea que nunca nos espera para desayunar.

"I dig a pony , well you can celebrate anything you want"

.
La fiebre en delay, la música en pausa, el olvido en replay. Somos mamuts bajo electroshock permanente. Nuestra generation la vibra bien, sí; pocos sueños que valgan la pena, mucho cumbio en el diario y facebook glam. Todos escondemos cada vez más secretos, mentimos cada vez mejor, trabajamos sin ganas, sonreímos con los dientes más apretados y lloramos en silencio entre brazos, siempre, a estrenar.

"I roll a stoney , well you can imitate ev'ryone you know"

Sacás la cabeza del agua, te mirás al espejo y ya no sos vos. Le das tersura a la espada de campeón, cuajada de noches empapadas de alcohol no tan barato y cigarro que morfás de fumador pasivo. Empuñás el arma blanca sin freno, el jean de siempre, cierre de la campera bien hasta arriba, salís a patear el empedrado y el cemento que lo ahoga; y es así: uno teoriza frente al vacío. El pensamiento llena lo falto de contenido, tranquiliza, un poco, el alma. Amargo placebo intelectual, que esnifa las cenizas más pedestres. "1,25, por favor".

"I told you so, all I want is you."

miércoles, 4 de febrero de 2009

Serás un buen ternerito

Blues!--->http://www.youtube.com/watch?v=Qe-wCLt4tcA

Ritual pagano del prender lucecitas al astro bovino, rezos por tener lindos cuernos o aspirar a ser vaca lechera, una vida lo más extensa posible, becerros bien alimentados. Novillos con buenas corbatas y camisas planchadas. Sueños de toro campeón.

Toda tu vida fue sólo pastar los yuyos que te dejaron morder. Rumiar al sol, buscar la sombra, aparearse cuando es debido. Agachar el lomo, no salir de tu corral, las normas se hicieron para cumplirlas, ternerito. –“Mú”- y nada más.

Y un día, el cuero nos empieza a quedar chico. Una alarma filosa, ruido insoportable, es hora de entrar a producir. Somos déficit sacándonos la remera para convertirnos en monedas. Nos ponen en fila, un camino angostito, no veo bien que hay delante, ¿que carajo hay?. Nos sentimos ahogados y perturbados; seguimos avanzando con las pezuñas, porque así nos lo enseñaron.

Una estructura de madera, olor insoportable en el hocico, mezcla de metal y basura de domingo a la tarde. Una aguja a presión me noquea. El ruido a dolor, guillotinas y verdugos a sueldo, manos abriéndome en tajadas, mi sangre que se hace morcilla con la de ustedes. Nuestros cuerpos en dos pedazos, el freezer.


Pastar, seguir las reglas, la aguja. Era tan fácil, abrir entre todos el corral.

viernes, 30 de enero de 2009

Alquimia

Así suena---> http://es.youtube.com/watch?v=cxbFLYa0_bw

"Each morning I get up I die a little "

Caravana de personitas sin pies, procesión al porvenir difuso. Ladys de vestido negro con escote en fila india, con las manos sucias de polvo y cuajadas por el frío de las botellas de cerveza. Unos ojos se enfilan a los míos, perdidos en caderas ajenas. Ring raje de corazón, mujer, me despierto de la desidia y me arrastro hacia tu mejor tela.
"Somebody, somebody "

La música por lo bajo, una noche de caricias mal aprendidas y peor dictadas. La mujer de grandes discursos deja sus harapos en la canilla del baño, abre la cortina de la ducha y se mira al espejo durante un rato inmensurable. Me pierdo en su vaga imagen, tengo otra mujer atravesada en mis cejas, mejor me las tomo de allí.

"Everyday - I try and I try and I try -
But everybody wants to put me down, They say I'm goin' crazy"

El bondi de vuelta, ese constante viaje sin derroche. Gentes peleando por ser diferentes, resignándose a ser uno más del montoncito. Tantas penas calladas en esta lata, gritemos a coro las nuestras. Esa alquimia bastarda de convertir el amor en dolor, ese tifón con párpados mojados. Uno intenta quedarse con lo más hermoso, pero termina encamándose con lo que resta. Una luz al fondo del camino, sí, siempre está la piel hermosa, que te saca los vidrios de la espalda.

"Can anybody find me somebody to love? "

sábado, 24 de enero de 2009

Hubo

www.youtube.com/watch?v=hf5qrAxgNp0&feature=related

"Cuando te conocí, ya no salías con el primero que te había abandonado"

Un zarpazo entre gotas de arroz helado. Un dolor entre las muelas flojas de tanto apretar. La lengua, mordida por la mitad en una cajita de metal en el entrecejo de la puerta que se abre sin ganas.

Un par de pibas jugando a ser meseras sonríen tan falso, abren las gambas de un bar que no quiere despegar los ojos de la almohada.

"Eras lo mejor de su vida, pero fuiste lo mejor de la mía"

La naúsea que se hace carne y se convierte en mujer, se enrosca en tu cuerpo, se levanta la remera sin mangas, se toma su vaso y el tuyo, rasguña tu boca, los revienta a la mitad en dos labios, se levanta la pollera.

"Ibas a seguir siendo igual"

Tantas palabritas a medio decir en nuestra sala de espera, el amor tarda en atendernos. Oídos sin ganas, ojos cansados. Mi angel murió hace rato, el servicio fúnebre que extiende el ocaso por encima del sol. Penas, frío y arroz blanco.

viernes, 16 de enero de 2009

Despedida en La menor

Go with him--->, http://es.youtube.com/watch?v=nZWEw8zkdQU





Hubo un tiempo que fui hermoso y fui preso de verdad. Cirugía a corazón abierto de un bobo que ya no quiere mover la cola. Sí. Preso de la jaula más preciosa, de la princesa más cristalina.

"All of my life, I've been searching for a girl
To love me like I love you"

"Si amas a alguien, dejalo libre" ladran en las esquinas bien pulidas. Probablemente sea cierto, pero cómo duele verla flotar en el aire, con sus alitas a estrenar, con sus ojitos lastimados de tanto llorar, con el corazón en el baúl, con la carne al asador. De tanto jugar con el amor, lo terminamos masticando entre los huesos. Lo ablandamos de a dos, lo manoseamos demasiado. Vos con tus piernas, tan bonitas, lo apretás; mis caricias lo arrinconan. Se desarma de a poco, se nos escurre entre los dedos, se diluye entre nuestras lágrimas recíen salidas del hornito de nuestros ojos. Se sube al bondi y pide a medio gritar uno de $ 1,75.

"Oh, now, but every girl, I've ever had, breaks my heart and leaves my sad
What am I, what am I supposed to do"

Haber tenido lo más hermoso en tus manos y haberlo perdido por no creer en su luz. Ver al cielo y soportar lo que balbucea con las nubes: que te equivocaste, que es tu culpa, que su cuerpo en otra cama te va a doler como nada aún lo hizo. La tristeza en La menor, un acorde entre lágrimas. Adios.

viernes, 9 de enero de 2009

Atardecer

Fall---> http://es.youtube.com/watch?v=SkTIfvc_HI4

Las manos en el vidrio, imprimió su aura antes de irse, dejó su aroma por debajo de la sábana, me arrancó los dedos con los que sabía acariciarla, licuó mi ternura y la desayunó sin ganas. Sus huellas digitales de ácido nítrico en mi piel, su voz taladrando mi lengua, mi garganta, el barniz de su trauma en mi espalda. En esta esfera terráquea, nadie sabe bien lo que quiere, todos saben que quieren lo que no tienen, algunos se cansan y se van.
.
"Every time I'm falling down, all alone I fall to pieces"

Mi vida es como una terminal de Retiro de mujeres que salen a horarios entreverados, con sus gentes encima. El bolsillo del jean lleno de boletos sin usar, garroneados con transpiración en noches de gritos y respiraciones impetuosas. A levantar las copas y el mantel pibito, ella se va y hay que lavar las heridas.
.
"I'm waiting
Will I find you,can I find you"

Cuando el amor se muere, lo hace sin avisar. Si hay un proceso de putrefacción, uno es lo bastante tonto como para no darse cuenta del broche en la nariz. Cuando la piel se seca no hay lluvia que la vuelva a mojar. Cambiar de cuero, barajar tu vida, garúa en tu garganta. Otro tren que salió a las 11pm, otra mujer que supe perder.