sábado, 13 de noviembre de 2010


  http://www.youtube.com/watch?v=-g41w-Xvb1Y   
           

              
              I

     - Señoras y señores, ustedes van a morir -

Saqué los ojos del libro que entre mis manos había posado con cuidado, procurando que ella viera el título en la portada. Miré con extrañeza al viejo que hace un pucho había subido con dificultad los peldaños del colectivo.

-          Sí, así va a ser- enfatizó el viejo, frente a la mirada de los pasajeros, que no parecían creerle demasiado.

-          Bajate, viejo- masticó el chofer, pisando el freno con ganas, al unísono. El bondi se detuvo.

Ella tocó mi mano. – Tiene razón – agregó, en mi oído. Rió por lo bajo, una carcajadita tímida y desinflada, casi sin aire. Se deshilachaba al contacto con el oxígeno.



                                   II

Una vez, escribí mi destino con una birome. Lo hice de una manera acabada, intenté hacerlo lo más atractivo posible, “esto va a estar un buen rato ahí delante, más vale que esté bueno” pensé.
Recorte el papel de una forma innovadora, no quería un destino cuadrado o rectangular, previsible, comuncito. Lo enmarqué, entonces. Le puse una superficie vidriada por encima, busqué protegerlo del polvo y esas cosas. Lo colgué en mi habitación.

El sol fue lamiendo la tinta, lentamente. No sé si lo saben –yo no lo sabía aquella vez- que la tintura de la birome va muriendo con el tiempo a una cruel velocidad. Ya no escribo mi destino con birome.

 Ya no escribo, mi destino.


                                  III

Luciana es una chica de mi barrio. Cuando era una nena, me contó una vez, fue al parque con su vieja recién divorciada- sus padres hubieron de estrenar el divorcio con la misma sonrisa que ella su vestido verde, me dijo aquella vez-.

Para ese entonces, su madre tenía la cabeza, las tripas, el corazón, quien sabe dónde. La mamá miraba a su hija con los ojos vacíos, mientras Luciana caminaba solitaria junto al lago. Por ahí iba a los saltos cuando se  topó con un montoncito de algo, sobre el empedrado del camino.

Se agachó sobre sus rodillas y tocó el montoncito con un dedo, intentando revolver un poco ese misterio. Hizo a un lado, con el índice, un pedazo de ese algo, ennegrecido y húmedo. La cabeza del pequeño patito se corrió hacia la izquierda, haciendo un sonido espantoso cuando tocó el suelo, como cuando entre los dedos se aprieta un trozo de papel mojado. Luciana lloró. Lloró mucho durante un largo tiempo, me dijo esa vez.

Dicen que cuando Luciana ama abre su pecho en dos, para que uno acaricie con los dedos esa grieta en su piel, la herida que aún no cierra, la cabeza del patito que asoma desde la aurícula. Cuando ama, dicen, lame las lágrimas que aún nos restan en el rostro. Sólo así puede recordar cómo era eso de llorar.

29 comentarios:

  1. El blog que nadie lee, ¿sera porque palabra a palabra imagino lo que cuenta?

    Me gustaria volver y seguir investigando.

    Abrazo.

    Facu.

    ResponderEliminar
  2. El corazón sobre todo.

    Tus mujeres siempre tienen ese encanto altivo en el contorno de tus letras... y no deja de ser atractivo .

    ResponderEliminar
  3. Gritando con todas las ganas, no llores más, la noche es larga adentro llueve...

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo. Me encanta esta parte: "sus padres hubieron de estrenar el divorcio con la misma sonrisa que ella su vestido verde".

    Tiene imágenes muy buenas.



    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Xaj

    La idea de "escribir" nuestro destino en un papelito y recortar dicho papel en forma distinta a lo cuadrado, buscando con ello que el sino de nuestra vida sea lineal, me parece maravillosa. Ojalá funcionara.

    Amar y abrir el pecho por la mitad, es una interesante metáfora. Es, decimos en México, abrirte en canal, no dejar nada para ti.

    El amor nos vuelve locos. El desamor también. Por eso la madre de Luciana extravió temporalmente sus tripas y su corazón tras el divorcio.

    Un abrazo fuerte

    PS Intentaré escribir algo de cine. Sobre un film franco-iraní que recién vi y que me fascinó: Copie Conforme de Abbas Kiarostami, protagonizado por Juliette Binoche.

    ResponderEliminar
  6. ..no quería un destino cuadrado o rectangular, previsible, comuncito...

    me acordé de una canción que dice más o menos así: "Destino marcado me dice que nunca sabré
    que viene y me gusta, prefiero dejarme llevar."

    saludos!

    (Rosario siempre estuvo cerca) :)

    ResponderEliminar
  7. saludos desde Ecuador. Comunicate para intercambiar links. Te estoy siguiendo, sera interesante enlzarnos. Muy bueno el comentario jajaja

    ResponderEliminar
  8. Is this WP theme free or premium? nice blog btw! >

    thanxx
    scholarships for hispanics

    ResponderEliminar
  9. Excelente, otra vez. Y ver un rastro de los uruguayos en este lugar... da que pensar.
    Respecto a tu pregunta, podría averiguarlo usted... un buen lugar donde empezar la investigación sería en mi armario, ahí hay varios muertos...
    Dudo al afirmar si fue porque apunté bien, o...

    ResponderEliminar
  10. "Se deshilachaba al contacto con el oxígeno."
    "Ya no escribo mi destino con birome.
    Ya no escribo, mi destino."
    "Cuando ama, dicen, lame las lágrimas que aún nos restan en el rostro. Sólo así puede recordar cómo era eso de llorar."

    ay Xaj, linda combinación la tuya de ntvg y encima, un texto que habla de la vida y de cómo vivirla. No escribir el destino sino irlo escribiendo en nubes de oxígeno y amar, amar entre empedrados y corazones con demasiadas cicatrices. Extrañaba leerte Revolucionario.
    (por mi parte, que anduve haciendo yo? terminando quinto año y una etapa de mi vida, ja. Vaya coincidencia)

    ResponderEliminar
  11. Impresionante.

    Ahora, mi pregunta es, supiste leerme entre lineas?

    Gracias por esas palabras deliciosas en este blog, y en el mio.

    Abrazo de princesa.

    ResponderEliminar
  12. Hola, muy interesante tu espacio por lo poco que pude ver.. Hay una duda que me acecha, cómo llegaste a mi blog? apenas lo abrí ayer, no entiendo nada de cómo funciona esto, pero me sorprendió muchísimo tu comentario. Saludos, gracias por tan atenta bienvenida(já!)

    ResponderEliminar
  13. www.carovianco.blogspot.com25 de noviembre de 2010, 17:49

    "Recorte el papel de una forma innovadora, no quería un destino cuadrado o rectangular, previsible, comuncito"
    Excelente metáfora,y muy buenas imágenes sensitivas en tu último relato.
    Es figurativo como el sentido de muerte en tu primer relato se vacía de contenido, y termina siendo simplemente un acto del habla, la muerte sólo nos sorprende cuando se encuentra envuelta en la historia de alguien por eso la lloramos en una buena peli y no en el noticiero cuando la primera es ficticia my la segunda real. CaroVianco.

    ResponderEliminar
  14. Quién pudiera amar sin abrir el pecho en dos y sin el riesgo a que alguien le arranque la cabeza a nuestro patito...

    ResponderEliminar
  15. "no quería un destino cuadrado o rectangular, previsible, comuncito". Buenísimo.
    tus historias, me encantan.
    Saludos Xaj !

    ResponderEliminar
  16. hoy volví a nuestras letras. las de antes, las de siempre.
    las extrañaba, las necesitaba, las añoraba... ya no me dejes sin letras al oído!

    ResponderEliminar
  17. Creo que hay momentos en que me siento asi: con la cabeza, las tripas & el corazon quien sabe donde. Hoy mi mirada esta vacia.
    <3 muy bonitooo

    ResponderEliminar
  18. oooooooo
    como cuando nos gusta mucho mucho algo y se estremecen los ojos y la frente, y se deja caer la mandíbula...

    así estoy yo ahora...

    ResponderEliminar
  19. El pg II es una bofetada a la angustia humana: el lenguaje.

    Impresionante, viví cada palabra.

    ResponderEliminar
  20. Genial, Genial, Si, me gusta el rock ¡MUCHO!, Por el comentario de mi entrada y me dan miedo los payasos y ese payaso era bocón!

    ResponderEliminar

Gracias por tanto, gracias por todo eso que habrá de venir